Fran d'Esports, La salud no tiene precio

Entrenador personal, Gimnasio, Grupos reducidos, Salud, Nutrición y Fisioterapia, Marina Baixa, Villajoyosa, Alicante, La Vila Joiosa

Mejora tu calidad de vida de un modo personal, íntimo y adaptado a ti


Events & Services 4You

Estás en:  /  Inicio  /  Artículos Informativos  /  Ejercicio físico, ansiedad y depresión

Artículos Informativos: Salud y Fitness

La salud no tiene precio
Ejercicio físico, ansiedad y depresión

Publicado el 03/01/2010

Es de sobra conocida la contribución de la práctica de ejercicio físico en el bienestar general del organismo, y por ello, en la salud (estado de equilibrio entre lo que constituye el ser humano en los aspectos físicos, psíquicos y sociales, y su alrededor estando en continuo cambio) del individuo. En el bienestar emocional o psíquico es sobre el que incidiré en este artículo, pues de entre otros factores, depende la salud mental.
Desde los años 80, es un tema que viene despertando un gran interés entre los investigadores, siendo numerosos los trabajos científicos y los estudios relacionados con la práctica de ejercicio físico y los efectos psicológicos de éste en la prevención y tratamiento de los trastornos mentales, concretamente de la ansiedad y la depresión, entre otros.

La ansiedad, es posiblemente a día de hoy uno de los trastornos más frecuentemente diagnosticados entre los trastornos mentales o del comportamiento. Es un sentimiento que existe en la naturaleza de las personas y al que le han otorgado en ocasiones sinónimos como estrés, nerviosismo, miedo, angustia, etc.
La ansiedad es definida como el conjunto de respuestas emocionales (tensión, aprensión, inseguridad, falta de concentración, dificultad para tomar decisiones, etc.), de aspectos corporales o fisiológicos caracterizados por un alto grado de activación del sistema nervioso periférico autónomo y somático (palpitaciones, tensión muscular, sequedad de boca, temblores, sudoración, etc.) y de aspectos observables o motores que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptativos (movimientos torpes o repetitivos, movimientos sin una finalidad concreta, tartamudeo, evitación de situaciones, etc).
El tipo de estímulos internos como externos que son capaces de provocar la reacción de ansiedad van a estar determinados en parte por las características personales de cada individuo.

En cuanto a la depresión, es definida como una tristeza mayor y más prolongada en el tiempo que la requerida por cualquier razón objetiva, y se caracteriza por encontrarse en un estado de tristeza, inactividad, baja autoestima, pesimismo, desesperación y pérdida del control. Varios son los síntomas: fatiga, irritabilidad, indecisión y retraimiento, hasta pensamientos de suicidio.
La influencia del ejercicio físico en el tratamiento de la depresión, ha sido plasmada en numerosos estudios sobre casos de depresión ligera o moderada, y en un número reducido a situaciones de depresión mayor grave, tanto con características sicóticas como sin ellas.

Respecto al efecto del ejercicio físico sobre los trastornos mentales o del comportamiento (ansiedad y depresión) en cuanto a la prevención y/ o tratamiento de éstos, numerosos estudios, sobre hombres y mujeres de todas las edades, destacan los muchísimos beneficios que se pueden conseguir (en situaciones de depresión mayor grave se han realizado menos estudios y trabajos, aunque los resultados son positivos), incluso además de tener el mismo efecto que el tratamiento farmacológico, poder reemplazar dicho tratamiento por la práctica de ejercicio físico, siempre guiada por un Técnico Deportivo que diseñe un programa específico para la persona.
El programa de ejercicio físico que se debe prescribir debe ser siempre adaptado a la persona, dinámico y motivante, con una duración mínima de entre 8 y 10 semanas para poder observar mejoras y con una práctica regular, tanto de ejercicio aeróbico como anaeróbico (principalmente aeróbico con una intensidad baja o moderada), de entre 3 y 5 días a la semana. Podemos acercarnos mucho más a la consecución de estos objetivos si incorporamos a nuestro programa un seguimiento de hábitos más saludables por parte de la persona (no ingerir bebidas alcohólicas, no fumar, seguir un plan nutricional correcto).
Beneficios que podríamos obtener de la práctica de ejercicio físico:


Comentarios: 0 opiniones



 RSS Artículos
De: Email: Para: Email:

Destacados

Catálogos

  • Calcetines Akkua
  • Nadathlon
  • Safe Sport ID
  • 226ers
  • Iviva S.L.
  • Todo Trofeo
© frandesports.com, 2018. Todos los derechos reservados.  Enlaces de Interés  |  Nota Legal  |  Mapa de la Web  |  Contactar  |  RSS