Fran d'Esports, La salud no tiene precio

Entrenador personal, Gimnasio, Grupos reducidos, Salud, Nutrición y Fisioterapia, Marina Baixa, Villajoyosa, Alicante, La Vila Joiosa

Mejora tu calidad de vida de un modo personal, íntimo y adaptado a ti


Events & Services 4You

Estás en:  /  Inicio  /  Artículos Informativos  /  Mitos de la práctica de actividad física (III). El músculo se convierte en grasa y/o viceversa

Artículos Informativos: Salud y Fitness

La salud no tiene precio
Mitos de la práctica de actividad física (III). El músculo se convierte en grasa y/o viceversa

Publicado el 09/08/2010

El cuerpo humano está constituido por diferentes estructuras y tejidos. De éstos, la grasa y el músculo tienen funciones importantes e indispensables para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Los músculos en general ocupan entre el 40-45% del peso corporal, en personas que realicen ejercicio físico de manera regular, el porcentaje es mayor. Están compuestos principalmente por proteínas y agua, así como por fibras largas diseñadas para producir movimiento y mantener una estabilidad postural, entre otras funciones.
En cambio, las células grasas suponen un 15-30% del peso corporal, unos porcentajes variables en función del sexo, hábitos de vida, etc., y actúa, además en otras muchas funciones, como aislante ante temperaturas muy bajas y sobre todo como fuente de energía muy importante para nuestras funciones vitales. Sin embargo, un exceso de grasas en el organismo, podría acarrear en enfermedades cardiovasculares.

Existe la falsa creencia popular de que la grasa puede convertirse en músculo, especialmente si se trabaja con pesas. Se piensa, erróneamente que esta grasa sufre una metamorfosis “mágica” que la convierte en músculo.
La energía sí puede transformarse, y el organismo así lo hace convirtiendo la energía química en energía mecánica/movimiento. Sin embargo no es posible una conversión entre grasa y músculo. Esta creencia también existe en el orden inverso, al dejar de realizar ejercicio físico, el músculo se convertirá en grasa.

Estas ideas pueden verse sustentadas por las modificaciones orgánicas y estéticas que sufre el organismo. Al desaparecer el gasto energético producido por la actividad física y mantener/aumentar la ingesta de calorías, el cuerpo acumula poco a poco tejido graso y pierde masa muscular, pudiendo parecer que el músculo se convierte en grasa. Sin embargo, lo que ocurre es que el tejido graso aumenta de tamaño y el músculo disminuye.

Fuente: Pedro Ángel López Miñarro

Comentarios: 0 opiniones



 RSS Artículos
De: Email: Para: Email:

Destacados

Catálogos

  • Safe Sport ID
  • Iviva S.L.
  • Todo Trofeo
  • 226ers
  • Nadathlon
  • Calcetines Akkua
© frandesports.com, 2018. Todos los derechos reservados.  Enlaces de Interés  |  Nota Legal  |  Mapa de la Web  |  Contactar  |  RSS