Fran d'Esports, La salud no tiene precio

Entrenador personal, Gimnasio, Grupos reducidos, Salud, Nutrición y Fisioterapia, Marina Baixa, Villajoyosa, Alicante, La Vila Joiosa

Mejora tu calidad de vida de un modo personal, íntimo y adaptado a ti


Events & Services 4You

Estás en:  /  Inicio  /  Artículos Informativos  /  ¿Papá entrenador?

Artículos Informativos: Iniciación Deportiva

La salud no tiene precio
¿Papá entrenador?

Publicado el 29/10/2009

Carta del joven deportista a su padre/madre:

"No sé como decírtelo. Seguramente crees que lo que haces es por mi bien, pero no puedo evitar sentirme extraño, molesto, y mal. Me llevaste a la piscina cuando todavía no iba al colegio y más tarde me apuntaste al club. Me gusta entrenar durante la semana, hacer bromas con los compañeros y jugar el fin de semana, como lo hacen los equipos grandes. Pero cuando vas a los partidos... No sé...

Ya no es como antes. Ahora no me das un golpecito en la espalda como cuando acababa el partido, no me invitas a un bocadillo. Vas a la grada pensando que todos son enemigos. Insultas a los árbitros, a los entrenadores, a los jugadores y a los otros padres, me gritas... ¿Por qué has cambiado?

Creo que padeces, y no lo entiendo. Me repites que yo soy el mejor, que los otros no valen nada a mi lado, que quien diga lo contrario se equivoca, que solo vale ganar. ¿Que por qué fallé un gol tan fácil? Creo que piensas que soy como cualquier jugador de la selección española... y no te das cuenta de mi corta edad.

Aquel entrenador que dices que es un inepto, es mi amigo, el que me enseñó a divertirme jugando. El chico que el otro día salió en mi lugar.... ¿te acuerdas? sí, hombre, aquel al que estuviste toda la tarde chillando porque no servía ni para llevar la mochila, como tu dices; va a mi clase, cuando lo vi el lunes sentí vergüenza.

No quisiera desapasionarte. A veces pienso que no tengo suficiente calidad, que no llegaré a ser profesional y a ganar dinero. Me acaparas. He llegado incluso a pensar en dejarlo.... ¡¡¡ Pero me gusta tanto!!!...

POR FAVOR, NO ME OBLIGUES A DECIRTE QUE NO ME VENGAS A VER JUGAR..."

La práctica de una actividad deportiva escolar o en un club deportivo en el periodo de iniciación deportiva es compleja: por una parte es necesario que los padres y madres se impliquen en la actividad deportiva de sus hijos e hijas, ayuden y colaboren en la medida de lo posible al monitor, entrenador, coordinador o colaborador, y por otra parte, una implicación excesiva; la posible adquisición de tareas o asimilación de roles asumidos por ellos mismos que corresponden al entrenador, la falta de criterio objetivo (recuerdo que hablamos de nuestros hijos e hijas), puede desembocar en situaciones críticas. Lo ideal es comunicarse de forma fluida, saber apoyar, respetar, mostrar interés y colaborar con los monitores y/o monitoras.

Profundizando un poco más, podemos encontrarnos con manifestaciones de que el trabajo que realiza el entrenador, monitor, coordinador... es incorrecto, que no sabe entrenar, que no tiene ni idea de trabajar con los niños y niñas, intromisiones en su labor... Tampoco quiero decir que todos los padres y madres se comporten de este modo.

Para evitar este tipo de situaciones, es importantísimo no desacreditar al entrenador- monitor delante del niño o niña, se darán circunstancias de que el "rendimiento" de su hijo o hija pueda depender de la confianza que se haya creado entre ambos. Para evitar este tipo de situaciones, se deben fomentar comunicaciones formales para transmitir dudas y/ o aclaraciones y confiar en la figura del entrenador-monitor, pues debido a su preparación, aptitudes y actitudes desempeñará dicho cargo.

Hay distintas situaciones en las que el padre o la madre puede llegar a adoptar el rol de entrenador, lo solapan, lo eclipsan. Ejemplos:

Estas actitudes pueden dar lugar a dos situaciones que no son deseables. Un enfrentamiento directo con el entrenador, piensen que él ha recibido una formación, que está ahí porque posee unos conocimientos sobre el deporte que realizan los jóvenes y ha decidido dirigirlos de una forma determinada. Puede que no sea del agrado de los padres y/ o madres, pero en todo caso es su elección, y afecta a la visión que tienen los jóvenes sobre el papel que está desempeñando el padre y que entra en conflicto con el desempeño por el monitor: "¿a quién hago caso?, ¿quién tiene razón?..."

Lo ideal es apoyar a los hijos e hijas y a sus compañeros y compañeras (refuerzo positivo) pero sin interferir en la labor que está realizando el responsable de su formación deportiva, que al fin y al cabo es quien posee conocimientos sobre el tema y además, en los deportes de equipo, no sólo es responsable de un niño o niña.


Comentarios: 0 opiniones



 RSS Artículos
De: Email: Para: Email:

Destacados

Catálogos

  • Nadathlon
  • Safe Sport ID
  • Iviva S.L.
  • Calcetines Akkua
  • Todo Trofeo
  • 226ers
© frandesports.com, 2018. Todos los derechos reservados.  Enlaces de Interés  |  Nota Legal  |  Mapa de la Web  |  Contactar  |  RSS